miércoles, 3 de junio de 2015

Quasar



Soy lector asiduo de ciencia ficción. De entre todos los autores, me quedo con Clarke. De entre todas las novelas, con la saga de El mundo del Río (aunque fuera de más a menos). Aparte recuerdo un 2011 en el que solo leí literatura catastrofista, apocalíptica y genesiática (relativas al inicio de las civilizaciones, se escriba como se escriba el adjetivo). Esa pasión la plasmé en mi primera novela.
Hace algunos meses me propusieron un intento para entrar en una antología de este género. Lo dudé, y lo hice porque siempre he creído que está por encima de mis posibilidades. Pero la vida de un relato es dudosa, y pude escribir Seiscientas preguntas. En estas páginas hablo sobre la relación entre un abuelo y su nieto en el primer planeta colonizado. Al final, como ya muchos me dicen, siempre acabo hablando de lo mismo: la dolorosa sensación de pérdida. Espero que no desentone entre mis compañeros y la maravillosa portada.
Se puede comprar ya en la página de la editora. 

Nos vemos.
En el espacio.

3 comentarios:

Sergio Moreno dijo...

Y yo me lo pierdo, una vez más... :(

Sergio Moreno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto González dijo...

Supongo que hablas del evento de Víctor..., pero es por algo bueno. Se siente uno muy bien ahí arriba, en Callao.

Publicar un comentario

 

La letra permanece © 2012

Blogger Templates by Splashy Templates