domingo, 18 de noviembre de 2012

Depresión







Quisiera vivir leyendas de otras eras
Y quisiera estar todavía por nacer
Para ver un mundo que yo ya no conoceré
RED WINE - ESPERANDO

Ayer disfrute, a solas, de un concierto. Aunque he perdido la habitualidad de tiempos pasados, siempre me viene bien recordar los sonidos que me han acompañando desde adolescente. Tocaban Opera Magna y Darksun en mi barrio. En el concierto de los segundos tocaron una canción llamada Tocar el Sol, en la que explican como un hombre futuro juega a ser dios explorando el espacio. Pronto mi mente se fue a otra canción, esta vez de los riojanos Red Wine, que es la que tenéis en video. Me acordé, justo, de la estrofa de arriba. Y me deprimí. Caí en la cuenta de que solo soy un hombre y de que voy a morir, aunque no tenga miedo a la muerte. Me explico. Llegaré, a lo sumo, a los cien años. Pienso en lo que el ser humano ha alcanzado en apenas tres décadas que llevo a su lado, y me impresiona (hablo en exclusiva de los progresos científicos). Se que viviré cosas que ahora, en 2012, pensamos que son imposibles de conseguir. Lo se y estaré preparado. Pero me deprime enormemente saber que un día moriré y que todo será oscuridad (o lo que tenga que venir tras dejar de existir, eso a mi no me corresponde). No viviré en mi propia piel experiencias inimaginables. Soy un admirado seguidor de la ciencia ficción y solo encuentro refugio en sus palabras, pero quiero ser yo (junto a Laura, la otra parte de mí) el que surca el espacio, descubra universos, y tenga miedo de la plenitud del vacío. Eso no lo viviré. O al menos eso parece que será. Quizás por ello, en mi Amargo Despertar, halla destruido a toda la especie humana, por puro egoísmo. Si yo no podré, nadie lo hará.
¿No tenéis vosotros esa sensación? Os saluda,
Alberto.

2 comentarios:

Helena Ramirez dijo...

La verdad es que es un poco triste pensar en todas esas cosas que nos perderemos, porque no se inventarán antes o mientras estemos aquí, pero creo que no deberíamos pararnos a pensar mucho en ello e intentar disfrutar de lo que podamos ver y experimentar...

Vivimos en una época donde los avances van realmente rápido si los comparamos a hace un siglo en unas décadas la tecnología y la ciencia han alcanzado cosas que no hace mucho no eran más que ciencia ficción (ese fue uno de los pensamientos constantes que tuve mientras leía "Blade Runner", que había cosas en ese libro que hoy en día son una realidad). Así que ¿quién sabe? Lo mismo de aquí a veinte años somos testigo de otros pequeños saltos científicos. Puede que no veamos al hombre viajar más allá del Sistema Solar o puede que sí. O también puede que nos hayamos cargado este planeta antes. Los humanos, ya se sabe, son sorprendetes tanto en los mejores aspectos, como en los peores.

Pero bueno, como no quiero que te deprimas más ;), tu reflexión me ha parecido acertada y de esas que a quien la lee le puede hacer parar a reflexionar sobre el asunto también.

Alberto González dijo...

A saber que nos depara el futuro... Gracias por leerme, Helena.

Publicar un comentario

 

La letra permanece © 2012

Blogger Templates by Splashy Templates