miércoles, 7 de octubre de 2015

Segundas partes

Dicen que se venden libros con el paso del tiempo. Uno va a las librerías y ve cómo las portadas cambian de lugar y los lugares cambian de portada. A veces, las circunstancias también cambian. Eso me ha pasado a mí hace unas semanas, y me hace apreciar, aún más, la literatura. Ya sabéis que la valoro como una gran herramienta para mirar atrás. Ahora mismo hay tres textos míos en la calle.
  
 No serás nadie, ya en su segunda edición.
      Quasar, con la segunda edición recién estrenada.

                                                          

        El amargo despetar, con buenas noticias aún por venir.

Dicen que se venden libros con el paso del tiempo. A mi nivel, eso parece, aunque las circunstancias cambien, o no lo hagan. Por cierto, vuelvo a La Gavia para acompañar a un buen amigo en su presentación.





0 comentarios:

Publicar un comentario

 

La letra permanece © 2012

Blogger Templates by Splashy Templates