martes, 23 de diciembre de 2014

Los ocho del 2014

0comentarios
Otro año intenso, de un lado a otro con un libro en la mano. Soy más lector que otra cosa, y estos meses no han sido muy malos en este aspecto. Os pongo los ocho libros con los que más he disfrutado, sin orden ni concierto, con la ayuda de goodreads.

Alabanza



Sublime interpretación del pasado en una historia de futuro. Destaca, por encima de todas, la tercera parte, que ya debería de ser conversación entre escritores.
Jul 2014


Extraños eones


No hay estrellas suficientes para catalogar cómo Emilio ha hecho vivir y sudar a los chiquillos protagonistas. Pura vida en las alcantarillas.
Jul 07, 2014

García Márquez: Crónica de una muerte anunciada (Critical Guides to Spanish Texts, #57)


Qué genialidad ver cómo un pueblo entero se miente a sí mismo. Qué genialidad ver cómo Gabriel narra el maremágnum de personajes que no son más que gotas en un océano de literatura.
Jul 25, 2014


Elantris (Elantris, #1)


Hacía años que no leía fantasía, solo Martin, algún amigo y poco más. Aprovechando el Celsius di una oportunidad al género, y acerté de lleno. La sensación de vértigo no decae en ningún momento, la sensación de estar ante algo que merece la pena.
Aug 10, 2014

Brilla, mar del Edén


Es difícil. Igual que difícil habrá sido crear este universo. Difícil catalogar algo que te marca más que una novela, porque no es solo eso y sí lo es. Difícil encontrar historias, párrafos, con tanto eco. No sé definir Brilla, mar del Edén, solo que serán unas semanas que no olvidaré jamás.
Sep 21, 2014

Los años de peregrinación del chico sin color


Las palabras de Murakami son las olas pequeñas de las playas tranquilas. Hay un conflicto universal, una persona perdida. Luego todo es buscarse. E intentar ser feliz o infeliz, lo que cada uno quiera.
Oct 23, 2014

2001: A Space Odyssey (Space Odyssey, #1)


Asombrosos el paso del tiempo, los conflictos, las ficciones y las realidades. Mayor viaje, y mejor, complicado.
Nov 22, 2014

Réquiem por un campesino español


Cuentan que una vida no entra en cien páginas. Sender no resume algo así. Lo hace mejor, más: toda una época de nuestro país. Magnífica.
Nov 24, 2014


Os dejo con vuestras ilusiones, con vuestros reencuentros.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Otoño

2comentarios
Hay motivos para no publicar una novela en julio. Los hay, también, para que el paro baje o se vacíen las ciudades. No serás nadie arrancó en terreno pedregoso, en mal mes, con las estrellas del equipo lesionadas. Rubén, mi editor, y yo, confiamos en los juveniles para sacar adelante la temporada. Confiamos en la Semana negra de Gijón, en el Celsius de Avilés y en un pueblo entregado entre montañas y ciclistas. Y, los demás, con el runrún. Mal mes, amigo, nos decían.

Pero sacamos a los juveniles. Confiábamos en su entrenador (nuestra nueva distribuidora). Y subimos de categoría.

Tras dos meses de recorrido, No serás nadie acaba de llegar a su segunda edición. Dos meses, dos ediciones: vértigo. Comenzará ella la nueva temporada, y lo hará con caras nuevas. Mantendremos el bloque del año pasado, que gustó, pese a sus fallos, a propios y a extraños.

Aquí propios:


Aquí extraños:


En el equipo técnico, con pleno apoyo del presidente y el beneplácito de la grada, decidimos hacer un par de retoques en posiciones sensibles. Estamos convencidos que los nuevos fichajes harán de este equipo, de No serás nadie, una novela un poco más apetecible.



El primer partido será, de visitante, en Fuenlabrada.

2º Festival de Fantasía de Fuenlabrada

Día: viernes 26 de septiembre, de 18:00 a 19:00

Lugar: sala Hogwarts. Espacio joven "La Plaza", Fuenlabrada. (Tren: Fuenlabrada central)

Viajes al futuro, con Sergio R. Alarte, Víctor Valenzuela, Francisco Muriana y David Puertas

Una semana más tarde, la presentación en nuestro campo, en Vallecas. Con nuestra gente. El saque de honor, a punto de confirmarse, entusiasmará a muchos.

Presentación en Madrid

Día: viernes 3 de octubre, a partir de las 19:00

Lugar: FNAC de La Gavia. (Metro Las Suertes)

Y recordar: no os durmáis.

Os saluda,
Alberto.


lunes, 11 de agosto de 2014

Visiones de un Celsius extraordinario

2comentarios

Tengo suerte. Me recuerdo a los doce años con El Señor de los Anillos de la biblioteca, con dieciocho en un camping de Santander con el Lolita de Nabokov o con treinta con mi mujer compartiendo a Auster, Olmos o Hemingway. Recuerdo los años por los campamentos a los que fui y por las lecturas que me acompañaron. Porque siempre fui lector, de esos de te gastas demasiado en cultura, amor mío. Luego solo la curiosidad y el trabajo me han llevado a mi aquí y a mi ahora. La curiosidad y el trabajo, nada más. El aquí y el ahora, con toda esa gente aplaudiendo a un desconocido para comprarle luego su segundo intento. Algunos de ellos referentes, como José Carlos Somoza o Susana Vallejo. De pie.


El resto del tiempo hice de lector-fan-estetíoesunpesado. Me sale del alma esto:







A saber: Rothfuss, Belcebú (Bueso), Adrián, Dmitri y Powers. Todo esto por la curiosidad y el trabajo, que me hacen ser un pequeño mediocre de poco más de treinta años. Todo esto por Rubén, mi editor; por Jorge Iván y su equipo, organizadores; por Laura, que me deja gastarme el sueldo en (más) novelas.
Avilés: volveremos.

Y, luego, las fotos de mi señor aitachu: Fotos de José Luis González.
Y, luego, tú. No te duermas.

sábado, 12 de julio de 2014

Semana Negra 2014. Visiones de un repetidor.

0comentarios



Ya son muchos julios en Gijón. Son muchos talleres, y sus profesores. Son muchas tardes, y sus autores. Son muchas casetas, con sus libros. Todo se multiplica, los julios, en Gijón.
El año pasado presenté El amargo despertar en A quemarropa. Y así es la novela: un golpe desde la oscuridad. Este año le tocó el turno a No serás nadie en la carpa de las Bibliotecas. Todo, de nuevo, vuelve a tener sentido. La protagonista: una bibliotecaria. También sus libros, que son consuelo y parte fundamental de la trama.
Empecé la presentación leyendo el final de la novela. Porque es una consecuencia y, como casi siempre, lo importante es el camino. Aquí si queréis oírla, en parte.

video


Luego, y antes, lo demás.
Lo demás, que fue el taller con Marcelo Luján, no solo profesor, sino referencia y amigo. Cuatro días en los que aprender que todo es más difícil, y bello, de lo que parece. Que no hace falta decir que Moravia, su última novela, es un decálogo de cómo hacer sentir al lector. En fin, léanlo.
Lo demás, que fueron mis amigos, mis gentes. Porque Gijón es ya casa de uno. Y lo es porque hay individuos en ella que me hacen sentir diferente. Creo que me entendéis.
Lo demás, que fueron las charlas y presentaciones. Asistí a las de Lorenzo Silva, José Carlos Somoza, Jesús Cañadas, Carlos Salem, Vaquerizo y tantos otros que la memoria no alcanza a reconocer, tan de mañana.
Lo demás es ya uno mismo. Es la alegría de ver a ciertos amigos de fuera de aquí viniendo a verme, tan felices en sus proyectos. Es compartir charlas con lectores en la caseta de Mazinger Oviedo, y también con su propietario, Jorge, que es un paisano con las ideas muy claras. Son charlas con escritores amigos, sin saber mucho qué decir porque lo quieres decir todo. Es Alejandro Caveda, mi prólogo ese miércoles. Es la certeza de que, sin literatura, no soy nadie. Es la otra máxima de verse muerto por dentro al comprobar que, quizás, por mucho que me esfuerce, solo llegue a medianía. Son los organizadores, en especial Ángel y Marta, que contestaban cada tontería mía a los pocos segundos.

Es Gijón.

Es una carpa llena, escuchándome, en la que solo conocía a cinco, siendo el resto extras de algo a lo que llamo alegría.


Es Hemingway, que me ha acompañado estos días cuando llegaba la noche.
Es mi familia.
Es esto que estoy escribiendo.

Recuerdos. Que son la base de lo que soy.
No entiendo a los asesinos de la nostalgia. Que sepa que siempre estaré protegiéndola. Es mi trabajo.

Os saluda,
Alberto.



Y, aquí, las fotos de José Luis. Qué decir.
Fotos de la Semana 2014



martes, 10 de junio de 2014

No serás nadie

2comentarios


¿Cuál es la razón?

Pecamos de ser imprecisos cuando hablamos del futuro. La razón principal es tan evidente que hiere: lo que creemos imposible ya se está llevando a cabo. En todos los campos.
    No serás nadie narra dos realidades que se tocan, que forman parte del mismo escenario, pero en puntos cardinales opuestos. Está ese futuro impreciso del que hemos hablado. En él, nuestros descendientes no conocerán otra realidad diferente a la de realizar compras virtuales mientras duermen. Una noche, en vez del consumo feroz, Ignacio se levanta siendo una chica, lo que será solo el principio de su particular viaje a los avernos. En la contraria, y en la época actual, una bibliotecaria es expulsada de su trabajo, dejándola en la más absoluta de las miserias.
    No serás nadie es un tratado novelado sobre la explotación y la aceptación descarnada de ciertas mentiras. Contiene, también, una aproximación final al descalabro social y emocional al que, según el autor, ya estamos condenados. Es una advertencia literaria, un penúltimo aviso y una conversación pendiente con el peor de los optimistas.

¿De qué se trata?

¿Cómo es la sociedad occidental actual? ¿Cómo será? ¿Estamos capacitados como individuos para soportar nuestra derrota?
En el presente los políticos piden voluntarios para trabajar en las bibliotecas. Pronto desparecerán. En el presente dormimos para olvidar. Pronto dormiremos para trabajar. No serás nadie cabalga entre dos historias paralelas, una actual y otra cercana. Ambas crónicas de una derrota en la que el sueño y el control son ingredientes de un plato llamado futuro.

¿Qué han dicho de mi manera de escribir?


«La voz narrativa es poderosa. Alberto ha conseguido algo de lo que se habla mucho: originalidad». —José Carlos Somoza
«Impresionante la capacidad de Alberto González para representar las distintas fases que podemos encontrar ante el descubrimiento de una mala noticia: estupor, ansiedad, miedo, tristeza extrema, agresividad…». —Francisco Javier Illescas, www.fantasymundo.com

¿Cuándo?

Este verano: Semana Negra de Gijón y Celsius (Avilés), por ahora.
En librerías: en julio. En grandes superficies: en septiembre.
En presentaciones: muy pronto, en cuantos más sitios, mejor.

¿Primeras páginas?

http://nowevolution.blogspot.com.es/2014/06/no-seras-nadie-primeras-paginas-gratis.html


miércoles, 26 de febrero de 2014

Debilidades

0comentarios

Siempre he sido un chico anclado al Metro de Madrid. Desde que tenía doce años, a media de dos viajes diarios. Ahora, ya mayorcísimo, he tenido la suerte de encontrar trabajo bien cerquita de casa. Y, por la gloria de todos los océanos, cómo me jode. Adoro el Metro por todas las frases comunes que habrás oído, y siempre ha sido un personaje más en mis novelas. Hoy, miércoles de cine, he cogido mi línea 1 y, cuando me he sentado, he disfrutado. Y también he pensado en la imposibilidad de que la humanidad encuentre su orden, porque, por definición, está loca. Allí,
un chico con un chándal en el que pone su nombre.
   un hombre de mi edad componiendo en su Ipad. Sin cascos. Sin música.
      una chica que tiraba la cáscara de sus pipas al suelo de las paradas por las que cruzábamos. Y con unas deportivas color oro y sabor extraño.
         una pareja de adolescentes en el que el chico estaba, irremediablemente, metido en la droga.
            un chaval que iba y venía. E iba y venía.
               otro drogadicto, este más demacrado.
                  un señor de unos cincuenta años que venía de un congreso, con un traje azul metalizado y una corbata de colores, un marca-páginas con la cara de su hijo y que leía una novela de Laura Gallego.

Me río yo de ovejas de rebaño y las negras avanzadas. Me río porque, si somos ovejas lo somos porque son el animal más tonto del mundo y, si no lo somos, es porque uno es zarigüeya, otro calandraca y otro periquito verde. Desplumado.

Y ellos, ¿qué pensarían de un desconocido que se reía solo en el Metro?
 

La letra permanece © 2012

Blogger Templates by Splashy Templates